Semana 149_Model! Pleasure! Artist! Alive! / by Anti Materia

Angela Missoni presenta:

Model! Pleasure! Artist! Alive!

una exposición invididual de Cheryl Donegan

curaduría por Francesco Urbano Ragazzi

SURFACE CONVERSION PROJECT
MISSONI Boutique, 1009 Madison Avenue, Nueva York
Octubre 25, 2018 a enero 31, 2019

 
 

Angela Missoni presenta Model! Pleasure! Artist! Alive!, una exposición individual de Cheryl Donegan, curada por Francesco Urbano Ragazzi. Organizada en colaboración con la Galería Apalazzo, la exposición se inauguraró el 25 de octubre como parte del proyecto Surface Conversion, la plataforma artística que hace uso de los espacios de exposición de la tienda Missoni en Madison Avenue en Nueva York.

La exposición Model! Pleasure! Artist! Alive! de Cheryl Donegan, curada por Francesco Urbano Ragazzi para Missoni en Nueva York, se enlaza a un ciclo de eventos que comenzaron con la exposición individual de Jonas Mekas el año pasado, mismas que se dedicaron al dinamismo de la escena artística de Nueva York desde la perspectiva de diferentes generaciones. Los espacios de exposición de la tienda revientan con esta vitalidad creando nuevas formas de diálogo entre las artes, la moda y la realidad.

 
 

Estas intersecciones sirven como base para el trabajo de Cheryl Donegan, quien es pionera de la estética post-digital y quien ha creado imágenes de baja fidelidad durante más de veinte años, causando cortocircuitos entre las artes escénicas, el video y la pintura. Adoptada de inmediato en el canon del movimiento de arte feminista con videos como Gag, Kiss My Royal Irish Ass y Head, que se exhibieron en la Bienal de Venecia en 1993, la artista utiliza una serie de técnicas de bricolaje, analógicas y no analógicas. Convierte objetos y símbolos de la vida metropolitana en arte abstracto. Sus obras se han expuesto en importantes escenarios internacionales como la Bienal del Whitney Museum, MoMA, New Museum, Museo de Arte Tang y Bienal de Arte Contemporáneo de Lyon.

Para Missoni, Cheryl Donegan absorbe los colores, las formas y los patrones de los paisajes urbanos y los reconstruye en una psicodelia irresistible hecha de tonos ácidos. Las rejillas de aire acondicionado pintadas implacablemente con graffitis, vitrinas de belleza en Harlem, coches destrozados y los vidrios rotos de viejos monitores de PC junto con gráficas de computadora de juguete, todas se convierten en obsesiones visuales personales que eventualmente se convertirán en encantadoras pinturas abstractas. Este es el proceso que se lleva a cabo en la boutique en quince cajas de luz, marcadas por signos reales y virtuales que se vuelven borrosos en el horizonte ya fluido de nuestras vidas.

 
 

La misma mezcla de estrategias de producción se encuentra en el origen de la instalación monumental en los escaparates con vista a la Avenida Madison. Seis rollos largos de tela de la serie Banners (2015 - en curso) se han desenrollado desde el techo hasta el piso, revelando líneas y zonas de color fragmentadas. A través de una actualización de las técnicas surrealistas utilizadas en la pintura automática, el artista produce las enormes cintas forzando los parámetros de un servicio de prensa en línea. Las geometrías impresas en las telas se crean a través de la exploración de prendas de atletismo o variaciones de la guinga, la tela a cuadros que se utiliza normalmente en manteles, prendas y otros productos de mercería. ¿Es este un sueño democrático de pinturas modernistas creadas en cuadrículas o la compulsividad imparable de las máquinas hipertróficas?

 
 

En un área separada de la sala de exposición, tres videos se reproducen en rotación en tres monitores. Hecho en un estilo de video musical, I Still Want to Drown (2010) se reproduce junto con una canción de Dionne Warwick. Donegan imita a Nicole Kidman en la primera escena de Eyes Wide Shut, le roba un fotograma a Jeanne Dielman, la película de la obra maestra de Chantal Akerman, y se ofrece como modelo para un anuncio de televenta, creando un juego de identificación femenina que no es autobiográfico. Flushing (2004) explora el centro comercial en Queens con el mismo nombre: entre patrones, deslumbramientos y pequeñas charlas, una vista de lo que el arquitecto Rem Koolhaas llamaría junkspace. En Blood Sugar (2012), las modelos caminan por la pasarela en un círculo interminable con el sonido de una melodía hipnótica que se congela continuamente.

 
 

«En las obras de Cheryl Donegan, las imágenes y las formas de poco valor se reutilizan en nuevas composiciones con un capital emocional extremadamente alto», dijo Francesco Urbano Ragazzi, y agregó que «Cheryl ha sido una de las primeras artistas en darse cuenta que se necesita una ecología de imágenes tanto como una ecología de las cosas en el siglo XXI ».

Con motivo de la inauguración de la exposición, el catálogo GRLZ + VEILS. Cheryl Donegan, co-producida por Aspen Art Museum, Contemporary Art Museum Houston y Kunsthalle Zürich, se presentará por primera vez.