Paulo Arraiano

Semana 184.2_Sensorial Divinities

Sensorial Divinities

con obra de Paulo Arraiano

curaduría por Dimora Artica

texto por Catarina Vaz 

DIMORA ARTICA, via Dolomiti 11 – Milano (MM1 Turro)

 
 

Dimora Artica presenta Sensorial Divinities, una exposición individual de Paulo Arraiano (Portugal, 1977 - con sede en Lisboa) con un texto de Catarina Vaz. El proyecto reflexiona sobre los cambios actuales en la percepción del mundo, aludiendo a una nueva espiritualidad que une la naturaleza y la tecnología.

 

El acto paradójico de la creación proviene de un lugar de inquietud. El cuerpo, la mente y el espíritu que habitan en el conflicto del tiempo y el espacio. El trabajo de Paulo Arraiano encarna algunas de las preguntas más incómodas sobre lo que significa ser ciudadano en el siglo XXI.

A través de una estética ecológica y minimalista, Arraiano muestra una mediación entre paradojas, que a primera vista no coexistiría. El trabajo limpio y preciso del artista muestra una aparente paz y orden, que oculta la dicotomía de lo salvaje y lo altamente pulido.

La elección de imágenes digitales encontradas, capturadas con herramientas tecnológicas avanzadas (como satélites y dispositivos de la NASA), surge como una base del acceso gratuito a la información en línea.

Sin embargo, el contenido persistente de las imágenes es la naturaleza, escalando de micro a macro.

 
 

¿Qué es intrínsecamente humano y hasta qué punto puede sobrevivir la humanidad tecnológica? ¿Hay algún grado de conciencia en la máquina? La fluidez natural de la vida ha sido ampliamente explorada por Paulo Arraiano bajo la austeridad visual de los medios tecnológicos.

En este momento, el artista observa un cambio en el paradigma de la naturaleza humana emocional, sexual y espiritual que está siendo suprimida por una intelectualización remota y móvil. Estamos obligados por los ojos desconocidos de Dios que registran nuestra vida digital en una nube. Si, por un lado, nuestros cuerpos son ahora mediadores remotos de control (monitoreados y también monitores), por otro lado, todavía estamos hechos de la esencia más pura del universo.

En Sensorial Divinities, Arraiano explora exactamente eso: nuestra existencia y nuestra fuente como agua.

¿Podría ser que estamos llegando a un punto de no presencia en el que nuestra vida hiperconectada puede depender pronto de una alimentación salina por sonda sin animales, sin lactosa, sin azúcar y sin gluten? Al pensar en los efectos del Antropoceno (extinción, posible reubicación de la humanidad en áreas nunca antes habitables del mundo), uno debe preguntarse cómo afecta el cambio al medio ambiente y cómo afecta el medio ambiente a la esencia humana.

 
 

El artista juega en el campo entre la realidad y lo digital como un medio para archivar lo que alguna vez fue y ya no será, lo que resulta en una visión distópica del posthumanismo o transhumanismo. Además, Arraiano cuestiona qué es sensorial hoy y cómo se activan nuestros sentidos, ya que debemos suponer que la forma en que nos comunicamos se ha convertido en un paradigma visual, por lo tanto, nuestra conexión con la naturaleza está mediada por imágenes. En Carbon Footprint, Paulo Arraiano, da forma al registro fluido, casi etéreo, de una máquina espiritual, a vista de pájaro, de tierra desnuda, que una vez fue modelada por una fuerza vital. Los recuerdos fosilizados de la humanidad están envueltos por formas sensuales y acuosas, que pueden ser contenedores del suero de la vida antes mencionado. El líquido está en un estado de flujo que alimenta el ecosistema de posibilidades mostrado.

La obra que da título a esta exposición Sensorial Divinities funciona como un aparato para una nueva espiritualidad. Durante cinco minutos, las imágenes de la naturaleza y la tecnología se fusionan, mientras una voz recita lo que inconscientemente se asemeja a una masa de cambio previa al paradigma: "Transformando la sociedad y la realidad tal como la conocemos en el momento presente, somos espectadores de un momento preciso donde la ficción ... la magia se están convirtiendo en hechos científicos. La llegada de internet de las cosas ... "

¿Deberíamos decir "Amén"? O tal vez ‘🙏’?

¿Estamos creando inmortalidad digital o podríamos volvernos inmortales digitalmente en una nube de almas de Google?

Catarina Vaz

 
 

P.D.: Este texto fue escrito en Google Docs. Que permanezca siempre accesible para nuestra IA. 🙌